Cómo elegir el cargador perfecto para tu smartphone

Aunque en la caja de nuestro smartphone suele venir un cargador, o en su defecto un cable, casi todos optamos por tener más cargadores, ya sea porque cargue más rápido, queramos tener otro en el trabajo…

Si estás a punto de comprarte un cargador, estos consejos te podrán ayudar a tomar la elección más adecuada.

Tipos de cargadores

En el mercado, podemos encontrar muchos tipos distintos de cargadores, a continuación veremos los que son mas frecuentes.

Cargadores con cable, dentro de los cuales estarían los que se enchufan a la corriente eléctrica de la pared y los que se enchufan a la salida eléctrica de nuestro vehículo a través de la salida de 12 voltios del mechero.

Estos últimos, son bastante útiles para los coches que tienen cierta edad, ya que casi todos los coches nuevos ya suelen venir con salida USB para poder cargar nuestro móvil.

Además, este tipo de cargadores son muy útiles porque a parte de tener varias entradas para poner distintos cables, suelen venir con bluetooth.

Elección de nuestro cargador

1- Tipo de puerto

Antes de todo, debemos comprobar qué tipo de puerto utiliza nuestro smartphone, lo recomendable es comprobarlo directamente desde el teléfono móvil. Casi el 100% de los dispositivos tiene un USB para adaptarlo a la corriente, aunque existen modelos que emplean un USB- C.

2- Velocidad de carga

Que vez que tenemos el tipo de puerto, debemos elegir la velocidad de carga. Esto lo determina los voltios y los amperios. A mayor número, mayor será velocidad de carga, pero es muy importante que veamos las especificaciones técnicas de nuestro terminal para comprobar la velocidad máxima de carga que aguanta sin deteriorarse.

Si no queremos ningún tipo de problema e ir a lo seguro, debemos elegir aquellos que nos den 5 watios y 1 amperio de potencia. Éstos cargarán más lentos pero más segura.

Sin embargo, si utilizamos una carga de 5 ratios y 2 amperios, notaremos considerablemente cómo se carga más rápidamente nuestro teléfono móvil.

Otra opción que se plantea son los cargadores inalámbricos, los cuales cada vez son más comunes en el mercado. Estos cargadores no ofrecen la posibilidad de una carga rápida pero no dañan en absoluto la salud de la batería de nuestro smartphone.

Sea del tipo que sea, una vez la batería de tu teléfono móvil no funcione… ¡Recíclala correctamente!