Baterías de estado sólido, ¿la solución para los coches eléctricos?

Las ventas de los coches eléctricos han crecido con fuerza en Andalucía el pasado verano tras meses de caída. El principal freno que los usuarios podíamos encontrar a la hora de adquirir un vehículo de este tipo era su batería: la tecnología empleada no permitía gran autonomía y su elevado coste encarecía la producción. Sin embargo, con la llegada de las baterías de estado sólido se abre un nuevo escenario. ¿Nos encontramos ante una revolución para los coches eléctricos? 

Durante los últimos años, varios han sido los proyectos que han buscado potenciar la vida de las baterías de los coches eléctricos sin demasiado éxito. Y es en este punto donde aparece QuantumScape, la startup estadounidense que afirma haber encontrado la solución. ¿Cómo? Aunque el litio sigue siendo el elemento químico principal,  a diferencia de las baterías de iones de litio, hace uso de un electrolito en estado sólido (y no en estado líquido como hasta ahora). 

Pero, ¿en qué se traduce este cambio? Según la propia empresa, tendría un impacto directo en la autonomía de los vehículos, aumentándola un 50%. Asimismo, permitiría que en tan solo 15 minutos se cargase hasta el 80% de su capacidad, algo inimaginable hasta ahora. Además, al aumentar la vida de las baterías se reduciría el impacto ambiental a la larga. Y, algo que los usuarios agradecerán, su producción es más barata lo que reduciría el precio final de los vehículos eléctricos

La empresa cuenta con el apoyo de importantes compañías del sector del automóvil, lo que nos hace pensar que serán una realidad antes de lo esperado.