Pilas estándar, ¿sabes cuántas hay y para qué sirve cada una?

Muchos de los aparatos que tenemos en nuestra casa funcionan con las llamadas pilas estándar o cilíndricas. En el post de hoy, desde Recicla tus Pilas Andalucía os explicamos detalladamente los tipo de pilas estándar que existen.

Alcalinas

Estas pilas convienen que se conserven a no más de 25º de temperatura, ya que las altas temperatura hace que las reacciones químicas aumenten y así se descargue antes. Las pilas alcalinas suelen durar más que las pilas de zinc y ofrecen muy buen rendimiento a aparatos como cámaras fotográficas. Lo negativo de este tipo de pilas es que no son recargables, y por lo tanto generan bastantes residuos en el medio ambiente.

Salinas

Las pilas salinas o de zinc-carbono cada vez se usan y comercializan con menor frecuencia. Estas pilas dentro de las pilas estándar suelen ser las más baratas, también son las que menos rendimiento ofrecen. Su funcionamiento consiste en la oxidación del zinc en el ácido.

Litio

La principal característica de este tipo de pilas es su baja autodescarga, si las mantenemos en una temperatura aproximada de 20º se descargarán un 1% al año. Otras de las principales ventajas es que pueden funcionar en un rango de temperatura bastante alto, son capaces de funcionar entre -30º y 70º. Estas pilas son recomendables para dispositivos de alto consumo.

Es muy importante que sea el tipo de pila que sea la reciclemos correctamente una vez su vida útil haya acabado. En este artículo de nuestra web te contamos cómo hacerlo correctamente.