Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y su relación con los RPA

Probablemente has oído hablar de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), conocidos como Objetivos Mundiales, a los que se están uniendo numerosas empresas, organizaciones y usuarios. Hoy te hablamos sobre ellos, destacando aquellos relacionados con los residuos de pilas y acumuladores (RPA), ya que la gestión de los mismos depende el cumplimiento de algunos de estos objetivos.


¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)?


Durante el año 2015, las Naciones Unidas y los Estados Miembros adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que identifica los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas para erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar el bienestar de todos los que habitamos en él.

Estos objetivos son un llamamiento a adoptar medidas que contribuyan a mejorar la vida de todos, en este sentido, todos tenemos algo que aportar para la consecución de los mismos. Desde los gobiernos con políticas que favorezcan su consecución, así como las empresas privadas a través de iniciativas o adaptando sus procesos de producción y logística y, por supuesto, nosotros como ciudadanos también tenemos mucho que aportar en esta tarea. 

¿Y cómo el reciclaje de RPA está relacionado con los ODS?

Día a día cada vez se generan más residuos de pilas y y acumuladores (RPA) a nivel mundial, concretamente en Andalucía se generaron 100 millones de unidades de pilas durante el año 2016, lo que equivale a más de 2.155 toneladas, casi 10 veces el peso de la Estatua de La Libertad.

Cada vez generamos más RPA, las pilas, acumuladores o baterías se utilizan en aparatos eléctricos y electrónicos tan cotidianos como cepillos de dientes, móviles, radios portátiles, mandos a distancia, relojes, juguetes, linternas, máquinas de depilación y un largo etcétera, ya que son muchos los aparatos que se alimentan total o parcialmente por medio de pilas o acumuladores. Además cambiamos más frecuentemente nuestros aparatos electrónicos por otros nuevos, haciendo así que el número de RPA aumente considerablemente.

Estos residuos están fabricados con materias primas no renovables obtenidas del medio ambiente. Pero con el correcto tratamiento y reciclaje de RPA se evita por un lado emitir al medio ambiente sustancias contaminantes y, por otro, extraer materias primas escasas en la naturaleza, reutilizando los materiales que las forman. Todo ello aporta notables beneficios ambientales, sanitarios y económicos que exigen el esfuerzo y la colaboración de todos.

Las pilas y acumuladores contienen elementos nocivos que en vertederos o arrojados al entorno se degradan y se filtran al subsuelo contaminando tierras y acuíferos. Una pila puede llegar a contaminar durante mil años, por ello es fundamental tratar los RPA según la normativa para lograr un entorno limpio y sostenible. Mercurio, zinc, cadmio, litio o plomo son algunos de los metales nocivos utilizados en diferentes tipos de pilas y baterías.

 Se estima que la producción de metales equivale aproximadamente el 10% de las emisiones mundiales de CO2 emitidas al medio ambiente. Su reutilización supone darle una nueva vida a estos elementos y una significativa reducción del impacto ambiental al limitar la extracción y refinado de minerales vírgenes.

Es por este motivo que la gestión y el reciclaje de RPA influye en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Veamos cuáles son los ODS relacionados:

ODS 3: Salud y bienestar

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 3 persigue garantizar una vida saludable y promover el bienestar universal y, entre las metas de este objetivo (3.9), se pretende reducir el número de enfermedades producidas por la contaminación del aire, el agua y el suelo. Esto tiene mucho que ver con las consecuencias de dar un tratamiento no adecuado a los residuos de pilas y acumuladores ya contienen elementos nocivos que en vertederos o arrojados al entorno se degradan y se filtran al subsuelo contaminando tierras y acuíferos.

ODS 6: Agua limpia y saneamiento

El agua es un bien esencial para la vida en el planeta, no obstante, la sequía, el saneamiento inadecuado o la contaminación reducen el porcentaje de agua libre de impurezas. 

¿Sabías que una sola pila de reloj puede contaminar el agua de toda una piscina olímpica?

La meta 6.3 de este objetivo pretende mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, minimizando la emisión de productos químicos y aumentando el reciclado y la reutilización. 

ODS 12: Producción y consumo responsables

Resulta fundamental fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía para obtener un consumo y producción sostenible.

Es una realidad que el consumo de recursos naturales cada vez es mayor, pero a través del reciclaje de RPA ayudamos a convertir los residuos en recursos, tales como el hierro o el níquel, evitando extraer materias primas de la naturaleza muchas de ellas no renovables. 

La meta 12.5 establece reducir de aquí a 2030 la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reutilización y reciclado. Es esta la jerarquía de residuos y que te recordamos aquí, situándose la prevención como primer paso, ya que el mejor residuo es el que no se genera.  

ODS 14: Vida submarina

Los océanos hacen que la vida en la Tierra sea posible. El agua que bebemos, la lluvia, el tiempo, los alimentos… dependen en mayor o menor medida de los océanos. No obstante, el uso que hacemos de las zonas costeras o nuestras acciones diarias repercuten en el bienestar de los mares y océanos. 

Por este motivo las metas 14.1 y 14.2 pretenden prevenir y reducir la contaminación marina y gestionar de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros. 

Las sustancias tóxicas que emiten las pilas en descomposición contaminan las aguas, tanto las superficiales como las subterráneas, provocando problemas sobre todo para los ecosistemas marinos.

Como hemos visto, el correcto tratamiento de los residuos de pilas y acumuladores (RPA) evita efectos nocivos para el medio ambiente y la salud humana, y esto depende del trabajo y la colaboración de todos. Como usuarios debemos contribuir a construir ciudades más sostenibles, con un uso adecuado de los recursos y una gestión correcta de los residuos que generamos, colaborando así con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. ¡Recíclalas correctamente!