Las diferencias entre las baterías de plomo-ácido y las de litio

Hoy en día cada vez son más usuales las instalaciones fotovoltaica en los hogares convencionales. Estas instalaciones pueden ahorrarnos una buena parte de la factura de la luz, además, son muy sostenibles con el medio ambiente. A parte de las placas solares, estas instalaciones necesitan baterías para almacenar la energía. A continuación vamos a hacer un pequeño repaso por las baterías más usadas en las instalaciones fotovoltaicas.

El plomo-ácido tiene diferentes formatos como pueden ser el plomo abierto, los vasos estacionarios de dos voltios o las baterías de gel, pero todos son la misma tecnología. Por otro lado tenemos el litio que al igual que las baterías de plomo-ácido, tiene diferentes formatos pero la tecnología sigue siendo la misma.

Diferencias entre el plomo-acido y el litio

1- Flexibilidad del litio

Podemos ampliar una instalación de almacenamiento de energía que tengamos usando módulos de distintos watios. Es decir, si dentro de unos años quisiese ampliar la capacidad de mi batería, no tendría ningún problema. Sin embargo, el plomo no nos permitía este tipo de ampliaciones, solo en el primer año de vida.

2- Garantía del litio

El litio, por lo general, nos ofrece hasta 10 años de garantía. En el caso de las baterías de plomo-ácido, como mucho nos puede llegar a ofrecer 2 años de garantía. Esto se debe que la batería de plomo no tiene ningún tipo de control de carga y descarga, es decir, si la usamos bien nos va a durar y si la usamos mal su vida útil se verá acortada considerablemente. En cambio, con las baterías de litio no ocurre esto, tiene una electrónica interna que en el caso de no usarse, se va a desconectar automáticamente y no va a seguir funcionando. De esta manera, la mayoría de fabricantes nos dan 10 años de garantía.

3- Número de ciclos

Las baterías de litio, por lo general, nos ofrecen una media de 6.000 ciclos de carga. Con las de plomo-ácido, dependiendo del formato con el que estemos trabajando, nos ofrecerán como máximo 3.000 ciclos.

4- Profundidad de descarga

La batería de litio nos permitirá cargar y descargar nuestra batería al 100%. Sin embargo, la batería de plomo ácido no podremos descargarla más del 50%. Esto quiere decir que por ejemplo una batería de 100 amperios, solo tendría útiles aproximadamente 50 amperios.

5- Precio

Las baterías de plomo son bastantes más económicas que las baterías de litio. Pero si analizamos el precio por ciclo y hacemos el cálculo, el precio a largo plazo será más barato el del litio.

6- Eficiencia de carga

La eficiencia de carga de las baterías de litio es muy cercana al 100%, es decir, 1Kw que produzcamos en nuestras placas solares va a introducirse directamente en nuestra batería y la pérdida de energía va a ser mínima. En el caso del plomo, esa eficiencia de carga va a estar entre el 80% y el 85%, por lo que perderemos algo de energía en el transvase.

Sean del tipo que sean, una vez su vida útil ha acabado, debemos reciclaras correctamente en el punto limpio más cercano.