Eucobat, a la cual pertenece Ecopilas, solicita a la UE un nuevo criterio de cálculo del objetivo de recogida de estos residuos

Eucobat, asociación que reúne a los sistemas colectivos de reciclaje de pilas más importantes de Europa y a la cual pertenece Ecopilas, ha vuelto a solicitar a la Comisión Europea un nuevo criterio de cálculo del objetivo de recogida de estos residuos ante la publicación del borrador de la nueva legislación comunitaria sobre esta materia prevista para final de año.

La asociación, que ha celebrado esta semana su asamblea general con representación del sistema español Ecopilas, ha alertado además de que el hecho de que este texto, inicialmente una Directiva, sea finalmente un Reglamento, impediría su adaptación a la realidad de cada estado miembro.

Modificaciones propuestas por Eucobat

  • El objetivo obligatorio de recogida debería basarse en la cantidad de residuos disponibles para su recogida y no en la media de las pilas comercializadas en los tres años anteriores, tal como establece la actual Directiva vigente desde 2006 y ahora en revisión.

Eucobat afirma que este último criterio de cálculo no es coherente con la realidad de este mercado, ya que la mayoría de las pilas comercializadas en Europa no son desechadas en un plazo de tres años a partir de la fecha de su puesta en el mercado.

Nuevos criterios

Según Eurobat se debería tener en cuenta:

  • La vida útil de las pilas (5,2 años)
  • La proporción estimada de estos residuos que no llegan a los puntos de recogida (las pilas almacenadas en los hogares, las que se desechan incorrectamente o las utilizadas en los aparatos electrónicos en desuso no gestionados o exportados fuera de la UE.)

Otros de los temas tratados en esta asamblea en la cual Ecopilas participó fue el impacto de la crisis sanitaria en la consecución del objetivo establecido para este año, el 50% de las pilas comercializadas, dada su estrecha relación con las tendencias de consumo.

Semana Europea del Reciclaje de Pilas

Asimismo, los miembros de Eucobat hicieron balance de la celebración de la Semana Europea del Reciclaje de Pilas del 7 al 13 de septiembre pasados y en la que participó nuestro país a través de Ecopilas. Instituida en 2015, esta iniciativa busca concienciar a los consumidores europeos de la importancia de depositar las pilas usadas en los contenedores adecuados para facilitar, no solo una gestión correcta del residuo, sino también para recuperar los materiales reutilizables.

Aunque este año la situación sanitaria ha impedido a Ecopilas la realización de las campañas de recogida y de distribución de recopiladores domésticos asociadas tradicionalmente a la celebración de esta semana, la fundación medioambiental intensificó durante esos días su labor de información y sensibilización desde sus redes sociales y otros canales de comunicación.

Por último, cabe señalar que los 20 sistemas colectivos de 16 países adheridos a Eucobat representan a 17.000 productores e importadores de pilas y baterías y cuentan con una red de más de 400.000 puntos de recogida desplegados en Europa.