Consejos para cargar la batería de tu moto eléctrica

Las motocicletas eléctricas no producen contaminación acústica ni emiten gases ya que utilizan un moto eléctrico como modo de propulsión por lo que no dañan a la atmósfera.

Además, el coste que tiene la electricidad para cargar la batería eléctrica es 10 veces más barato que el combustible que necesitaríamos para recorrer los mismos kilómetros.

Otra ventaja que presentan los últimos modelos, es que tienen la batería extraíble, por lo que podemos llevárnosla a casa para cargarla sin necesidad de buscar una central de carga como pasa con los coches eléctricos.

Consejos para cargar las baterías de los motos eléctricas

Como hemos comentado, actualmente la mayorías de las baterías eléctricas de las motocicletas son extraíbles por lo que va a ser mucho más fácil la manera de cargarlas. Basta con cargarlas con un enchufe doméstico de 220 voltios.

El tiempo que puede tardar la batería en cargarse completamente puede variar según la capacidad de la misma. De media, suele tardar entre 4 y 6 horas para que la batería esté al 100%.

Esta carga doméstica tarda más tiempo que si lo cargamos en una central de carga, ya que los cables y el voltaje en estos lugares son más potentes y hace que la carga sea más rápida.

Al igual que ocurre con todas las baterías, debemos evitar exponer la batería de nuestra moto a altas temperaturas. El calor hace que su rendimiento sea más bajo. Por ese motivo no es recomendable dejar la motocicleta eléctrica durante varios días al sol, en especial en verano.

Cuando la batería llegue al 100% de su carga es recomendable desenchufarla. Ya que si la dejamos conectada a la luz su rendimiento en un futuro será cada vez menor.

Intenta hacer un ciclo de carga completo cada 3 meses aproximadamente. Lo que quiere decir que debemos descargar la batería por completo y posteriormente cargarla al 100%. Esto hará que la vida útil de nuestra batería se prolongue.

Con esta serie de consejos podremos hacer un buen uso de estas baterías y de esta forma prolongar su vida útil. ¡No olvides reciclarlas correctamente cuando ya no funcionen!